Cáritas con los ODM

¡ANTES DE 2015 ACTÚA!

Cáritas, fiel al mensaje del evangelio que inspira la organización lucha por la consecución de los Objetivos del Milenio y la dignidad de las personas.

En septiembre del 2000, en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, 189 países acudieron a la “Cumbre del Milenio”. Allí se reflexionó sobre el destino común de la humanidad,  lleno de oportunidades, pero también de situaciones que dificultaban el progreso mundial. Se hablaba de la globalización mientras 1.000 millones de personas ganaban menos de un dólar al día.

Fruto de esta cumbre, resultan los Objetivos de Desarrollo que deben cumplirse antes del año 2015 y comprometen a países ricos y países pobres. En la Declaración del Milenio, ocho objetivos apuntan a las causas que provocan y perpetúan la pobreza: el hambre, las enfermedades, las desigualdades entre hombres y mujeres, la vulnerabilidad de la infancia, la escasa alfabetización, el deterioro del medio ambiente y la  necesidad de un pacto mundial para el desarrollo y la erradicación de la pobreza.

A pesar de tantos problemas, hoy el mundo cuenta con los conocimientos, la tecnología y los recursos necesarios para terminar con la pobreza mundial. Nuestros representantes políticos admiten tener una responsabilidad colectiva de respetar y defender la dignidad de la persona humana. Pero pasan los meses, y frente a la falta de voluntad política, es necesario que la ciudadanía pida el cumplimiento de estos compromisos.

Por ello, y desde su vocación de trabajar por la dignidad de las personas, la confederación internacional Cáritas se suma a esta demanda mundial. Sólo si el progreso social y económico, de una manera sostenida, es para todos, será un verdadero desarrollo.

Los ODM son importantes y merecen que los trabajemos porque:

Son objetivos de desarrollo, de realización de derechos humanos fundamentales.

– Están centrados en el ser humano como persona.

– Se pueden medir y lograr en plazos definidos.

– Cuentan con un apoyo político sin precedentes.

– Obligan a todos los países desarrollados y en vías de desarrollo.

– Son alcanzables, realistas.

– Son complementarios: el  logro de unos repercute en el logro de otros.

Sin embargo, el escaso grado de compromiso de los diferentes gobiernos, la priorización de otro tipo de políticas no centradas en el ser humano y la crisis económica mundial, condicionan de tal modo la agenda internacional que todo
apunta a que no se cumplirán los ODM en el plazo fijado en 2015. 

Es urgente alcanzar estos objetivos y afianzar la voluntad de trabajar por conseguir el fin de la pobreza y una vida digna para todas las personas.

El primer objetivo se centra en la erradicación de la pobreza extrema y el hambre. Desde Cáritas Española pretendemos abordar el trabajo en este ámbito.
 Nuestro esfuerzo y trabajo será el compromiso de fomentar un pacto mundial para reducir la pobreza. Pedimos que el mundo
más rico asuma la responsabilidad de ser un protagonista activo en el apoyo de las iniciativas de los países en desarrollo.

¿Cómo es posible permanecer insensibles a los llamamientos de quiénes, en los diversos continentes, no logran alimentarse suficientemente para vivir?”
“El derecho a la alimentación responde principalmente a una motivación ética: “dar de comer a los hambrientos (cf Mt 25, 35).

Por ello: Antes de 2015, ¡actúa!  

Más información de Naciones Unidas aquí

Una respuesta a “Cáritas con los ODM

  1. Pingback: Concentración contra la pobreza en Valencia | antes de 2015 ¡actúa!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s